El diseñador alemán Per Holmquist ha creado “Beat Blox”, una instalación en la que cualquier persona, sin conocimientos previos de música, puede componer ritmos y sonidos de manera intuitiva.

Se trata de tres tocadiscos en las que el usuario posiciona a gusto unos bloques que, al girar pasar por debajo de unos sensores,  generan sonidos.

Lo más bonito es lo arbitrario de las creaciones y que, aventuro, ninguna de ellas será igual a otra.

Aquí el video demontración:

También te puede interesar: