Cuando escuchas esta pieza de Marc Applebaum (“Straitjacket”), parece que no existen guerras, que no existe la hambruna, que no existe la codicia ni el poder. Cuando escuchas esta pieza de Marc Applebaum escuchas a seres humanos creando, emocionando y transcendiendo a algo más que el presente.

A cargo de Michael Compitello. Visceral.

 

 

También te puede interesar: