Donald Buchla falleció hace hoy apenas cinco días. Ha muerto, con 79 años, un pionero en el diseño y la construcción de sintetizadores modulares. Las capacidades de sus instrumentos han sido utilizadas por muchísimos músicos, algunos de ellos ya presentados en este blog: Alessandro Cortini, Kaitlyn Aurelia Smith y Robert Aiki Aubrey Lowe (Lichens).

Don Buchla nació en California en 1937 y se licenció en 1959 como físico.  Cuatro años después fundó la empresa Buchla Electronic Musical Instruments con la que comenzó, bajo la tutela de Ramon Sender y Morton Subotnick de la Tape Music Center, el diseño de su primer sintetizador modular.

La visión de Subotnick era la de crear un instrumento muy orientado a las actuaciones en directo que permitiese a los músicos controlar el voltaje y adecuar así el sonido a diferentes exigencias. Buchla diseñó un sintetizador por módulos que ofrecía componentes independientes para que el músico los combinase a su gusto y adaptase a su actuación. Dentro de todo el listado de módulos como son los osciladores, los diferentes filtros, amplificadores o secuenciadores analógicos, cabe destacar la introducción de superficies sensibles al tacto y a la presión mediante las cuales se controlaba y se hacía sonar el instrumento.

buchla100

El resultado fue el Buchla Modular Electronic Music System (posteriormente conocido como Serie 100).

A partir de ahí, los modelos diseñados seguirán una trayectoria de innovación y creatividad para consagrar a Don Buchla como un pionero y precursor de la creación y la experimentación en la música electrónica:

En 1970 se lanzó la serie Buchla 200 Electric Music Box, que se fabricó hasta 1985. En 1971 Buchla creó la serie Buchla 500, el primer sintetizador analógico controlado digitalmente. Poco después, se lanzó la serie Buchla 300, que combina la Serie 200 con microprocesadores. El Music Easel, un pequeño sintetizador portátil todo-enuno fue lanzado en 1972. El Buchla 400, con una pantalla de vídeo, fue lanzado en 1982. En 1987, lanzó el Buchla totalmente MIDI, el Buchla 700.

A partir de los noventa crea controladores MIDI y una versión actualizada del Buchla 200, el 200e.

Para finalizar, un fragmento de “Silver Apples Of The Moon” de Morton Subtonick, composición de 1967 en la que utilizó el recién diseñado Buchla 100.

Y aquí, un artículo de Vice “¿Quién es Don Buchla?